En la mañana de éste lunes el gobernador Uñac participó de una recorrida en torno al operativo de limpieza del dique Ignacio de la Roza, luego de más de 25 años de su último saneamiento.

Acompañaron al primer mandatario el ministro de Obras y Servicios Públicos, Julio Ortiz Andino; el secretario de Agua y Energía, Ramiro Cascón y la directora general del Departamento Hidráulica, Guadalupe López.

La tarea de limpieza comenzó hace unas semanas, en forma constante y se extenderá hasta el 12 de agosto inclusive, cuando se procederá a limpiar el by pass realizado para evitar el arrastre de sedimentos hacia el dique.

El operativo estuvo planificado por el Departamento de Hidráulica y se lleva a cabo luego de más de 25 años debido a su complejidad: las tareas incluyen despejar la zona de embanques y todo el material sedimentado en la zona de carga del dique, desripiador y el canal de la red matriz.

Este trabajo se realiza con maquinaria adecuada, como minicargadoras y cargadoras de tamaño mediano, teniendo precaución debido al desconocimiento del estado de la estructura de la losa inferior, la cual podría agrietarse o sufrir daños significativos bajo un peso considerable.

A su llegada al lugar, Uñac hizo una descripción del trabajo que se está realizando y aportó que se invirtió entre 60 a 70 millones de pesos. “Es muy útil lo que se está haciendo, teniendo en cuenta que son años de escaso recurso hídrico, que no está nevando todo lo que se espera; entonces, todo lo que podamos optimizar, como el traslado del agua en los distintos canales primarios, secundarios, es más que significativo”, concluyó.

Además del personal de Hidráulica, trabajan dos empresas contratistas y colabora la Dirección de Obras Menores. En el momento de mayor movimiento trabajaban a la par 3 excavadoras, 2 cargadoras, 1 topadora, una minicargadora, una retropala y 6 camiones. Se estima al finalizar la limpieza extraer aproximadamente 13000 m3 de sedimentos.

Detalles del operativo limpieza

Para la limpieza se debió secar el dique. Es por eso que se coordinó con OSSE un bypass para poder abastecer a la empresa estatal encargada del agua potable y garantizar la dotación para el consumo humano.

La zona de trabajo, que es específicamente la limpieza del cuenco de recepción del dique, aguas arriba de las compuertas frontales del Canal Matriz y Desripiador, cubre aproximadamente unos 5.000 m2 y contempla la limpieza completa del embanque mediante la extracción de todo el sedimento acumulado.

La represa presentaba un embanque de aproximadamente unos 8.000 m3 de material sedimentado en la zona de carga, lo cual no permite a la obra trabajar correctamente, causando obstrucciones en las compuertas y afectando la normal distribución del líquido vital.

Este saneamiento es complementario a la limpieza de los compartos de Albardón y Angaco, y al saneamiento de los canales de la red troncal: Justo Moya, General Colonia Fiscal, General Albardón, General Villicum y Valdivia.

Sobre el dique Ignacio de la Roza

El dique Ignacio de la Roza recibe el agua del desembalse del dique de Ullum a través del lecho del Río San Juan.

Su función es regular la distribución del agua que trae el río. Está constituido por un azud de 250 metros de longitud con 24 compuertas, una cámara desripiadora y el canal matriz, entre otras obras.

El agua se recibe a través de un vertedero lateral subdividido por 3 tabiques de hormigón armado que actúan como vertederos continuos, generando 3 zonas de sedimentación.

Esta obra, en su origen, se diseñó autolimpiante por los caudales de escurrimiento del río San Juan, debido a la sequía extrema que atraviesa la provincia no se realizó durante muchos años y se debió programar una limpieza profunda con maquinaria.

SI San Juan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *