Tras hackearlas las claves bancarias a una mujer, le robaron casi 1 millón de pesos

Una empleada judicial vive una pesadilla desde este lunes cerca del mediodía cuando comenzó a recibir mensajes sobre movimientos sospechosos en su cuenta. Lo que no se imaginaba era que se trataba de un delito informático por medio del cual lograron robarle cerca de 1 millón de pesos de su cuenta del Banco San Juan. La víctima es María Arostica y trabaja en el Poder Judicial de San Juan.

 

“Esta mañana me acreditaron un plazo fijo que tenía y como a las 12.20 del mediodía me entró un mensaje que tenía actividad sospechosa en la cuenta. Al rato, estaba mirando mi cuenta de correo electrónico y en el spam veo tres operaciones bancarias”, contó la mujer a Tiempo de San Juan.

Las operaciones eran por 200 mil, 400 mil y 250 mil pesos, todas del dinero del Plazo Fijo que le habían acreditado en el banco. “Llamé por teléfono al 0800 y me fui corriendo al banco de Ignacio de la Roza, de ahí me derivaron al de Mendoza y Libertador, ya ahí estaba en un estado de nervios importante, en estado de shock”, relató María.

En el banco la hicieron sacar un número y después de un largo rato le explicaron que debía hacer la denuncia por la web de Banco San Juan. “Tenía que llamar al 0800 y esperar que un operador me atienda para dar de baja a la tarjeta de débito. Fue tremendo. Yo me pongo a pensar que cada vez que se adhiere un destinatario para transferencia hay cuestiones de validación no entiendo cómo se permiten todos estos movimientos de dinero sin ninguna medida de seguridad”, se quejó la empleada judicial.

Luego de bloquear su tarjeta de manera online, María tuvo que poner la denuncia en Defraudaciones y Estafas de la Policía de San Juan. Las tres transferencias fueron destinadas a una cuenta del Banco Provincia de Buenos Aires y por ahí comenzarán a investigar.

“Ahora tengo que esperar, no sé qué respuesta me van a dar en el banco porque en ningún momento me dijeron que se iba a solucionar”, se lamentó María.

La principal hipótesis indica que María Arostica fue víctima de un delito informático conocido como Phishing. El mismo consiste en suplantar la identidad de una empresa, institución o servicio conocido que goza de buena reputación.

Así, los ciberdelincuentes engañan a sus víctimas para poder robar sus datos privados o bancarios y logran vaciar sus cuentas.

La sanjuanina manifestó que no entiende cómo pudieron obtener sus datos bancarios porque en los últimos días no recuerda haber recibido ningún mensaje sospechoso de parte de su entidad bancaria, algo que deberá dilucidar la investigación de Defraudaciones y Estafas.

Tiempo de San Juan

ULTIMAS NOTICIAS