Ambiente comenzará a monitorear los principales humedales de la provincia

Con uso de diferentes herramientas, la Secretaría de Estado pretende ampliar el conocimiento sobre el estado de estos ecosistemas que contribuyen a mitigar el cambio climático.

Cada 2 de febrero se conmemora el Día Mundial de los Humedales, establecido como tal en 1971 en la ciudad de Ramsar, Irán, donde se firma el primer Tratado Internacional sobre la Conservación de los Humedales, donde estos ecosistemas se reconocen por primera vez como esenciales para la vida en el planeta, buscando generar un compromiso para conservarlos.
En San Juan, los principales humedales naturales juegan un rol clave como ecosistemas húmedos de zonas áridas, ya que se comportan como reguladores de la dinámica hídrica del sistema. Los humedales naturales de la provincia son las vegas altoandinas de la cordillera de los Andes y los vinculados a la cuenca del río San Juan, como el Parque Presidente Sarmiento y el Sistema Lagunar Sitio Ramsar Lagunas de Huanacache, del Bebedero y del Desaguadero, estos dos últimos resguardados por la Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable a través de su establecimiento como áreas protegidas. Por otra parte, también existen los humedales de origen antrópico como los embalses, que si bien no son naturales, cumplen una importante función en el sistema hídrico provincial.

Por la crisis hídrica que transitan el país y la provincia, debido al cambio climático, los humedales se están viendo altamente afectados.
En este contexto, el Observatorio Ambiental dependiente de la Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable, comenzó a desarrollar un trabajo conjunto con la Dirección de Conservación y Áreas Protegidas, para estudiar los principales humedales de la provincia a través de las herramientas de teledetección y Sistemas de Información Geográfica (SIG), en las vegas altoandinas, Parque Presidente Sarmiento y en el Sitio Ramsar Lagunas de Huanacache.

Bruno Grillo, a cargo del Observatorio Ambiental, indicó que “hay un primer registro del año 2017 donde se hizo un informe de las vegas altoandinas. Impulsados por el secretario de Estado, la intención es avanzar en la actualización de este inventario que incluirá tras zonas”.
Actualmente, se trabaja en la elaboración del protocolo de monitoreo para luego avanzar en el análisis de imágenes satélites. En ese marco, Grillo anticipó que se pretenden firmar un convenio con CONAE para acceder al seguimiento satelital con el que cuenta la agencia nacional que tiene a cargo el Plan Nacional Espacial.
El objetivo de este monitoreo es generar un plan que permita conocer el estado ecológico de los mismos, determinar los principales factores que los afectan. Los datos obtenidos de mismo, le permitirán a la Secretaría de Estado de Ambiente desarrollar acciones de conservación, restauración y manejo de estos ecosistemas a corto y largo plazo.

ULTIMAS NOTICIAS