Un enfermero y su esposa están detenidos por robar vacunas y venderlas en su domicilio

abril 18, 20214min3240
vacuans.jpg

Un enfermero del área de Inmunización del Ministerio de Salud de Santiago del Estero fue detenido este domingo, acusado de robar vacunas contra el coronavirus y otras enfermedades.

Las dosis estaban custodiadas bajo llave por el Ejército argentino. Según informó Nuevo Diario Web, las autoridades de la provincia advirtieron el faltante de vacunas, que estaban guardadas en un lugar blindado al que pocas personas tienen acceso, y las sospechas cayeron sobre el personal habilitado para ingresar en ese lugar.

La jefa del área responsable, María Florencia Coronel, realizó la denuncia correspondiente, por lo que intervinieron detectives de la división Homicidios y Delitos Complejos de Santiago del Estero.

Los investigadores revisaron las cámaras de seguridad y detectaron que un enfermero, identificado como Dante Daniel Díaz (42), encargado del control sanitario, sustrajo dos cajas con vacunas.

Ana Cecilia Vittar, jueza de Control y Garantías, emitió una orden de allanamiento y el sospechoso fue aprehendido este sábado en su domicilio ubicado en Necochea 663 de la capital provincial.

En el allanamiento, los efectivos secuestraron 268 vacunas Sputnik V, 14 Sinopharm y una Covishield. También había 510 dosis de vacunas contra otras enfermedades, un revólver, insumos de enfermería y elementos de informática.

El enfermero está acusado de hurto agravado y adulteración de sustancias medicinales (artículo 163 inciso 5 y artículo 200 del Código Penal) en perjuicio del Estado de Santiago del Estero.

La esposa del enfermero, identificada como María Angélica Coronel, también está detenida por orden judicial. Coronel es educadora sanitaria y trabaja en la atención al del 107.

Desde el Ministerio de Salud santiagueño afirman que el traslado de las vacunas secuestradas se realizó “con las medidas de seguridad correspondientes, para no interrumpir la cadena de frío”.

La hipótesis que manejan los investigadores es que Díaz y Coronel montaron un “vacunatorio paralelo” en su domicilio. En ese lugar, los sospechosos poseen un consultorio, donde hallaron residuos patógenos y una considerable suma de dinero en efectivo, oculta en una conservadora.

De acuerdo con medios locales, el enfermero y su esposa cobraban grandes sumas para inocular a las personas contra el Covid-19.

Ahora, la Justicia investiga para determinar quiénes fueron los que se vacunaron de manera irregular. Los investigadores disponen de información que revelaría los números telefónicos y turnos asignados a cientos de personas. Afirman que, de ser identificados, podrían resultar detenidos.

Otras dos personas que habrían colaborado con la pareja de sospechosos están prófugos.

LaVoz

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Sobre nosotros

JachalDigital.com es un diario digital de la ciudad de San José de Jáchal, donde se publica principalmente noticias del Departamento de Jáchal, como así también de Provinciales, Nacionales  del Mundo y de Interés general.