Día del Colectivero: cómo fue el primer viaje de la historia y cuánto costaba

septiembre 24, 20225min970
VFUYMGBHUFHHXAV4VZ6MKAUOKU.jpg

El día del colectivero se celebra en la Argentina el 24 de septiembre debido a que en una jornada como esta, pero de 1928, se llevó a cabo el primer viaje de la historia en este medio de transporte público.

Es cierto que la Ley 1475 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la cual impulsó esta efeméride en el año 2004, habla del Día del Colectivo y no del Colectivero. Sin embargo, la del 24 de septiembre es una jornada que se inscribió en el inconsciente como Día del Colectivero.

La celebración tiene lugar en esta fecha debido a que el 24 de septiembre de 1928 fue el día en que se realizó el primer viaje en colectivo en la historia del país. Por aquel entonces, la crisis económica era mundial y afectaba a la Argentina. Como si fuese poco, el gremio de los taxistas también debía hacer frente a la competencia que suponían los ómnibus y los tranvías.

Fue así como llegaron a una ocurrencia que cambiaría la historia para siempre: pensaron que los viajes en auto podrían no ser individuales y en cambio estar integrados por varios desconocidos, quienes dividirían entre sí el total de la tarifa.

El nacimiento del colectivo: cómo fueron los primeros viajes y el precio que tenían

Los recorridos en cuestión no eran elegidos por los pasajeros, sino que fueron los taxistas que crearon los “auto-colectivos” los que establecieron los mismos.

La primera línea, aquella que circuló por primera vez el 24 de septiembre de 1928, hacía su salida de Primera Junta, en el barrio porteño de Caballito, hacía una escala en Plaza Flores y luego se detenía en Lacarra y Rivadavia, a pocas cuadras de la estación de Floresta. Cada vehículo podía llevar a un máximo de 5 pasajeros, y estos debían abonar 20 centavos para hacer el recorrido completo y 10 si se bajaban en Flores.

Esta primera línea de colectivos llegó a tener un total de 40 unidades. Por otra parte, le siguió la N° 8, que hacía un recorrido que unía Nazca y Rivadavia (Flores) con Plaza de Mayo.

Con el correr de los años, este medio de transporte fue presentando modificaciones hasta llegar a ser tal como se lo conoce hoy en día. En 1931, por ejemplo, tuvo lugar la aparición de la primera línea con vehículos construidos específicamente para la función.

Fue la línea N° 26, cuyo recorrido era desde Parque Chacabuco hasta el Correo Central. Esta novedad permitió aumentar la capacidad de pasajeros de cada unidad y, al mismo tiempo, mejorar las condiciones técnicas de los vehículos, garantizando que estuvieran aptos para el transporte de tantas personas.

Otra de las curiosidades consiste en que, en aquellos primeros años del colectivo, los pasajeros debían abonar sus boletos al descender del medio de transporte y no al inicio de su viaje, como sucede en la actualidad. Todas estas son tan solo algunas de las tantas historias que se presentan en torno al colectivo y cuyo recuerdo es ideal para la celebración de un nuevo Día del Colectivero.

Fuente: La Nacion.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Sobre nosotros

JachalDigital.com es un diario digital de la ciudad de San José de Jáchal, donde se publica principalmente noticias del Departamento de Jáchal, como así también de Provinciales, Nacionales  del Mundo y de Interés general.